ChickenSticks (Al estilo Mexicano) | Hoy no iba a ser día de reflexión…

¿Como va ese Domingo? Espero que bien a la mayoría y que los que podáis estéis descansando para coger con ganas el comienzo de esta semana 🙂

Hoy la verdad es que no iba a pararme mucho en reflexionar por que he tenido una semana llena de estas mismas internas y externas. Pero parece que cada vez que me siento a escribir aparecen cosas nuevas y tengo que plasmarlas si o si. Ya no sólo por que las leáis, si no por que estas cosas que escribo, los tochos gigantes en miles de ocasiones son pequeños mensajes para mi “YO” del futuro que a veces, cuando estoy algo perdida vuelvo atrás y leo. Os soy sincera, no es que se me pasen todos los males ni me solucionen nada, pero si me recuerdan quien soy y por que hago ciertas cosas, y eso es lo que me ayuda a tomar otra actitud y si tengo que hacerlo, alguna que otra decisión.

El caso es que grabé el Viernes un vídeo sobre el tiempo y las decisiones que tomamos entorno a él. Lo hice por que necesitaba encontrar respuestas y no las veía por ningún lado. Entonces cuando terminé y oí el principio de este, me di cuenta de que el 100% de las soluciones de lo que creo mis conflictos las tengo yo, y de que nada ni nadie controla las situaciones que pasan en mi vida o como me siento cada día, solo yo.

Haciendo referencia a eso, es por lo que os escribo hoy.

¿Cuantas veces te has levantado un día queriendo hacer una cosa y te has obligado a hacer otra? Bien sea por trabajo, estudios… Al final obligaciones.

Imagino que miles.

Si, yo también he sido una de esas y sigo haciéndolo, por que hay muchas veces que es inevitable, te sientes frustrado y de repente el día pasa de lo que parecía un claro azul a casi negro, sólo por que en ese momento tu quieres otra cosa o, esa misma y otra totalmente distinta a la vez. Me hace gracia, por que este último caso es el más común en mi día a día.

Entonces ¿Si te digo que hay una forma de disminuir la cantidad de veces que te ocurra eso y te sientas así? La hay, es sencilla, y sorprendentemente no una locura.

Es una especie de ritual, manía, rutina,…Llámala como quieras.

De hecho si me conoces bien, te van a resonar algunos puntos y probablemente te acabe sacando una sonrisa con un par de ellos…

Respira. Cada mañana al abrir los ojos lo primero que hago es respirar hondo, es inconsciente y admito que es algo que me ayuda a saber donde estoy y volver a mi poco a poco. De hecho cuando he dormido mucho, me hacen falta un par mas de estas…

Sonríe. Normalmente esto tiene un por que. Bien sea por que pienso en el día que me espera, por que la noche anterior me acosté hiper feliz o por que justo al revisar el móvil (que es una de las primeras cosas que hacemos todos nada más despertarnos y lo sabéis) me he encontrado con una nota de voz, de estas que te alegran los días o te sacan una carcajada matutina. Cualquier cosa que sea positiva da igual de que forma me llegue, es un motivo.

Siéntete. Siempre invierto un par de minutos para saber como estoy, como se me presenta el día etc. Parece una tontería pero al contrario, los primeros que tenemos que saber como tratarnos somos nosotros mismos. Pequeños detalles que importan mucho.

Elijo. Esta es la parte que realmente me importa. Los días en los que los tres puntos anteriores directamente no me da la gana ni de pensarlos por que me he levantado del revés me paro y elijo.

Simplemente como sentirme, como quiero empezar y que sea mi día. Por que aunque tengas cinco mil razones para no querer levantarte de la cama, siempre va  a haber UNA por la que si hacerlo. Esa que probablemente se la que te saque la sonrisa. Bien sea un plato de tortitas, una canción, un plan, tu café, una persona, un mensaje, un audio, una foto, ese vídeo, un viaje…Sea lo que sea.

Todo esto  te lo digo por que cada día es un regalo y cada mañana que abrimos los ojos es por que nos merecemos lo mejor de el. Así que si estas horas atrás han sido una mierda (no tienen por qué ser 24, el tiempo es infinito), para y busca esa cosa, estoy segura de que mientras leías todo esto ya se te han ocurrido varias… Y si no, recuerda que tienes todo el tiempo que quieras.

¿Sabéis? Yo soy doña impulsos. Cosa que me viene a la cabeza, cosa que hago sin pensarlo dos veces y en medio de muchas de ellas me he dicho; Vale, para por que lo mismo no es lo correcto. Y luego me pregunto ¿Me hace feliz? En base a eso, ocurre mi vida. Así que arriesgaros, encontrad ese motivo y vivid. Mola mucho.

Sisisi, ya he terminado, lo prometo jajaja

Ahora es cuando el 80% de vosotros ha bajado hasta aquí pensando, ¿Donde cojones está la receta? jajaja justo debajo y espero que la disfrutéis tanto como lo hice yo comiendo ayer, por que he de decir que estaba muy bueno y ha sido todo un invento para los días así que tengo antojo de todo!!

CHICKENSTICKS

  • 200 gr de pechuga de pollo
  • 30 gr entre nueces y almendras
  • Especias barbacoa (Mix de pimentón, sal, cúrcuma, pimienta negra molida y orégano)

¡Más sencillo imposible!

Lo primero que tenemos que hacer es cortar el pollo en tiras del tamaño que queramos y apartar.

En un procesador de alimentos trituramos los frutos secos junto con las especias hasta que se haga polvo. Mientras vamos precalentando el horno a 180ºC.

Metemos las tiras de pollo en una bolsa de plástico (las mías son para congelar de Mercadona) y añadimos nuestra mezcla de especias, nuces y almendras molida.

WhatsApp Image 2017-04-23 at 17.21.33.jpeg

Agitamos para que se mezcle todo muy bien y colocamos las tiras en una bandeja de horno forrada con papel anti adherente muy bien repartidas entre sí.

WhatsApp Image 2017-04-23 at 17.21.34.jpeg

Horneamos durante 20 minutos a 180ºC y listas!!

WhatsApp Image 2017-04-23 at 17.21.35.jpeg

Yo las añadí por supuestísimo a mi super bowl de ensalada y tengo que decir que estaban riquísimas!! Podéis decidle adiós a las del Burguer & Co.

WhatsApp Image 2017-04-23 at 17.21.35 (1).jpeg

Ya sabéis que si os animáis a hacerlas podéis etiquetadme que me hace muchísima ilusión ver como recreáis las recetas y saber que os gustan 😀

Dicho esto os mando muchísimo ánimo para esta semana y mucha fuerza, seguro que va genial!!

Un beso gigante,

 

 

Esther.

 

 

 

Anuncios