Galletas de Centeno y Arándanos.

Hoy es uno de esos días en los que parece que he estado en un parque de atracciones, de atracción en atracción, un sube y baja constante.

Y es que mientras me duchaba he estado pensando (haciendo una pequeña reflexión de todo lo que ha ocurrido en el día) y he llegado a la conclusión de que muchas personas viven condicionadas, de hecho diría que la mayoría empiezan a vivir de esa manera y realmente, no entiendo por que.

Por que los seres humanos tenemos que ser solo una cosa, tener solo una casa, una familia, vivir en un lugar, ser de sólo una forma, vestir de un color o lo que más extraño ve la gente hoy en día, dedicarte a sólo una cosa en la vida. Dedicar años y años a algo de lo que se supone que vivirás siempre. Lo entiendo, puede que haya personas que no compartan mi punto de vista y de hecho yo soy una se las primeras que piensa que si te gusta algo tienes que dar lo mejor de ti y trabajar para conseguirlo, vivir tus éxitos, tus logros, pensar en metas y disfrutarlo hasta que quieras, o aparezca otra cosa que requiera de tu tiempo y se lo dediques en ese momento. Eso si, dad por echo que todo lo vivido no será ni es nunca tiempo perdido, si no invertido en ser la persona que eres hoy en día y serás en un futuro. Todo tiene su repercusión.

A lo que me refiero es que ahora mismo puede que me estés leyendo y estés estudiando para ser médico, abogado, periodista, actriz, bailarín, matemático, deportista, programador de videojuegos, escritor, panadero, mecánico…O puede que ya lo seas y que ejerzas de ello pero piénsalo, puede que algún día quieras dedicar tu tiempo a algo de lo que he nombrado anteriormente que ni sabías que existía u otra cosa en la que te gustaría invertir más y no puedes por tu propio condicionamiento.

Claro que hay facturas, gastos, casas que pagar, coches que mantener, hijos a los que cuidar. Mi pregunta es; ¿Crees que a eso ayudará el hecho de que no seas 100% feliz con lo que haces cada día de tu vida? También hay que ser feliz, cumplir tus metas poco a poco, sentirse libre y lo más importante de todo, orgulloso y en paz con uno mismo.

IMG_8248.JPG

Puede que os haya parecido tochaco pero necesitaba desahogarme y escribir todo esto que no paraba de rondar por mi cabeza por que últimamente escucho mucho frases que condicionan a las personas de mi alrededor y que a veces (aunque intento que no sea así) llegan a afectarme de un modo molesto que para nada me apetece tener en mi cabeza ni en mi día a día. Supongo que la realidad, nuestra realidad actual es que vivimos en una sociedad muy cuadriculada y tenemos un sistema que no ve más allá de lo que antiguamente se forjó. Entiendo que no podemos llegar unos cuantos y querer cambiar el mundo, pero si podemos cambiar nuestra realidad, y quizás empezando por eso, consigamos bastante más que dándole importancia a lo anterior. Si lo pensáis decidme, ¿Que sentido tiene darle importancia al pasado cuando lo que vivimos hoy es el presente y lo que hay delante es el futuro? Haz lo que te apetezca, siempre con trabajo, esfuerzo, constancia y pasión, pero hazlo, al final todo está en tus manos.

Para terminar el post de hoy quería dejaros una receta de unas galletas increíbles que hice hace un par de semanas y ya tenía ganas de que las vieseis por que tienen una sabor muy intenso y además llevan una de mis frutas preferidas 😉 Arándanos!!

Esta vez probé a hacerlas con harina de centeno y tengo que decir que a pesar de que el pan en bastante denso (y a la vez muy poco calórico) las galletas para nada salieron así y a la hora de comer son bastante ligeras así que ahí os las dejo!

 

Galletas de centeno y arándanos (8 medianas).

  • 100 gr de azúcar moreno (o cualquier edulcorante)
  • 60 gr de harina de centeno
  • 50 gr de copos de avena
  • 50 gr de copos de espelta hinchada (se puede sustituir por avena)
  • 1 cdita de levadura
  • 1 cdita de canela
  • 1 huevo
  • Arándanos al gusto
  • Frutos secos (opcional)

Como siempre, mezclamos primero el aceite con el azúcar moreno, batimos muy bien y le añadimos el huevo.

Una vez se haya integrado todo, añadimos la harina con la levadura y la canela poco a poco hasta que quede una masa sin grumos y homogénea.

Una vez lista añadimos los copos de avena y espelta junto con los arándanos y los frutos secos.

Removemos y con una cuchara (preferiblemente de helado) cogemos una porción de masa y la ponemos sobre una bandeja de horno con papel de vegetal, así con todas.

IMG_8075.JPG

IMG_8078.JPG

Horneamos 25 min a 180ºC e intentad no coméroslas nada más sacarlas del horno…Aviso.

Igualmente cuando creáis que están listan pincharlas con un palillo o tenedor y comprobad si sale limpio para evitar que se os quemen 😉

IMG_8081.JPG

Las hice el fin de semana que justo vino mi padre a hacer un curso a Madrid y entre el y yo acabamos con el plato en menos de dos días…Y que le hacemos, está en los genes jajaja

Hablando de mi padre aprovecho y os dejo el enlace del VLOG que grabé hace una semana cuando estuve en Algeciras y he subido hoy, donde podéis ver como me hago las mediciones de peso, musculatura y demás y cositas que os enseño de la tienda, a parte de un pequeño trocito de mi rutina de mañana. Así que si queréis verlo aquí está; Mañana en Cerezo Sport y mediciones | VLOG 3

Dicho esto, espero que tengáis un feliz fin de semana (ya está casi a la vuelta de la esquina), que ojalá a alguno de vosotros le haya podido ayudar el mensaje de antes y que si no ha sido así por lo menos le haya echo pensar que existen más posibilidades de las que un día nos dijeron que habían.

Gracias una vez más.

Os mando millones de besos,

 

 

Esther.

Gofres de Avena y Vainilla.

¡Ya estamos a Domingo! Muchos de vosotros volveréis hoy a vuestros respectivos lugares y mañana a la rutina pero si lo pensáis en menos de un mes tenemos el puente de mayo y habrá tiempo para alguna que otra escapadita 😉

Llegue ayer a Madrid y la verdad es que eso me ha facilitado mucho las cosas hoy por que tal y como llegué me dediqué toda la tarde a hacer compras, ordenar la casa, limpiarla, poner lavadoras y como no, deshacer la MEGA-MALETA, la cual llevé casi vacía y regresó algo menos llena de lo que temía, la verdad (pero seguía pesando una barbaridad para subirla por las escaleras del metro), el caso es que pensaba que el cambio de horario me iba a trastornar (también ha sido hoy) y al final esta siendo un día bastante provechoso y con un sol enorme que creo nos ha venido bien a muchos para recordar que ya falta menos para el verano.

En Madrid lo tememos pero prefiero no pasar frío…creo.

Mi intención era pasarme todo el día en la cocina pero al final he acabado preparando mi mantequilla de cacahuete para la semana y he dejado para mañana un par de recetas que hacer con los productos (unos cuantos, bastantes) que me traje de Cerezo Sport.

Así que como os prometí hace unos días os traigo la receta de los gofres proteicos para que podáis daros un homenaje sano bien sea desayunando, merendando o cuando más lo disfrutéis 😀

Gofres de avena y vainilla (2 personas).

  • 90 gr de harina de avena
  • 10 gr de proteína de vainilla
  • 1 cda de azúcar moreno (o cualquier otro edulcorante)
  • 1 cdita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo y una clara
  • 40 ml de leche de avena

Yo utilicé la proteína de vainilla para poder echarles más toppings dulces pero podéis usar cualquier sabor e ir variando!

Lo único que tenemos que hacer es poner a calentar la gofrera mientras echamos todos los ingredientes en el vaso (primero los secos y seguidamente los líquidos) Batimos muy bien y listo! Nos quedarán unos gofres muy esponjosos e increíblemente buenos!!

IMG_8194.JPG

Para ser sincera, hubiese sido lo suyo echarle miel, plátano, crema de cacahuete o cualquier otro topping sano pero mi hermana y yo aprovechamos que había un poquito de dulce de leche en la nevera y…Creo que el resto os lo imagináis jajaja

IMG_8195.JPG

IMG_8198.JPG

He de decir que todo fue improvisado, el día, la gofrera, la receta y el resultado, si no preguntadle a mi hermana que estuvo conmigo flipandolo en todo momento.

¿Sabéis esa parte del principio de las supernenas donde se ve a el doctor mezclando todo tipo de cosas? Bien pues esa fui yo en el momento de ver como hacía y que le añadía a la masa para que saliesen buenos, esponjosos y obviamente saludables, por que si llegáis a ver la receta que traía la gofrera…Sólo deciros que la leí, mire a mi hermana y le dije; coge la libreta y apunta.

En fin, que quedé contenta con resultado y lo mejor de todo es que aunque no tengáis gofreras podéis hacerlos con moldes de gofres para horno, la única peculiaridad es que en vez de tres minutos, tardan unos 10 – 15 a 180-190ºC . Pero os digo ya que si os gusta este tipo de cosas, no son nada caras. Esta en concreto nos salió por 24,99 € si no recuerdo mal en una tienda que se llama “Casa” en Los Barrios , igualmente os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo a la página por que tienen bastantes cositas muy cucas de esas que podrías comparar la mitad de la tienda sin enterarte jajaja

IMG_8192

 

CASASHOP

La buena noticia para mi es que por ahora se ha quedado en Algeciras (lo mismo en septiembre se sube conmigo a Madrid, quien sabe) y que al menos así puedo investigar en más cosas que no sean gofres por que me pierden muchísimo.

Espero que os animéis si tenéis alguna por ahí llena de polvo y le volváis a dar uso pero esta vez sano y con conciencia 😉

Yo me voy a la ducha, a preparar la cena y a descansar que mañana comienza la primera semana de los últimos tres meses del curso ¿Vamos a por ella no?

Millones de besos,

 

 

Esther.

 

Alimentos y la digestión | Frutas y Verduras.

Buenos días!! Empieza una semana para muchos de fiesta, para otros no tanto y a partir de miércoles espero que para casi todos ¿No es para estar feliz? La cosa mejora si estas en casa con tu familia y amigos después de una temporada de altibajos y mucho trabajo!

Ayer no publique nada por que el sábado llegue a casa y estuve por ahí todo el día, también tuve visitas familiares y hoy finalmente he aprovechado que quería venir a Cerezo Sport con mi padre a mirar los niveles de peso y mediciones (que desde Julio no me hacía) y ver que todo estaba en orden y de paso ponerme con este post! Aunque lo veréis en el canal por que estoy grabando Vlog, me ha pesado con una maquina nueva que es INCREÍBLE, ya veréis mi cara de fascinación porque te mide todo!! El caso es que esta todo mejor de lo que esperaba y es otra cosa que me ha alegrado mucho ya que estos últimos meses no he podido entrenar tanto como me gustaría por mi cuenta y he estado más pendiente de la alimentación (cantidades, como y cada cuando) y de probar cosas nuevas que no sabía si funcionarían pero por lo visto hasta ahora esta todo bien 🙂

El post de hoy va sobre algo que quería comentaros hace mucho y es el hecho de cómo combinar alimentos para mejorar nuestra digestión. Me explico, muchas veces mezclamos mil cosas creyendo que así obtenemos todos los nutrientes que necesitamos y las cantidades adecuadas para que no pasemos hambre o nos falte comida para aguantar un entrenamiento o una jornada. Tranquilos, es lo más común del mundo jajaja pero el resultado muchas veces es que el cuerpo se acaba resintiendo, alterándose o acaba haciendo pesadas las digestiones.

Así que, vamos por partes!

Lo primero es que si llevamos una dieta basada mayoritariamente en frutas y verduras nos será muchísimo más fácil mantener el cuerpo limpio y sano. Obviamente yo no soy vegetariana ni vegana con lo cual, también incluyo en mi dieta proteínas de origen animal pero si es verdad que en menos cantidad (la necesaria para mi cuerpo).

Tened en cuenta que estos alimentos son casi todos el 90 % agua, tienen muchísimas propiedades y son muy ligeros a la hora de comer, cocinar y sobre todo digerir. Pero para que todo funcione bien hay varios puntos que debemos incluir en nuestra rutina a la hora de comerlos y combinarlos.

Antes era muy fan de tomar la fruta en un bowl enorme con yogur, granola, semillas a porrón y todo lo que se me ocurriese echarle depende del momento, pero desde que supe que tenían un jugo gástrico distinto al de la mayoría de alimentos y que al mezclara fermentaba en el estómago, empecé poco a poco a comerla sola. Tampoco os rayéis con esto, depende de cada persona y cuerpo sienta mejor o peor pero el echo de que fermente si es una realidad, con lo cual si os va bien comiéndola mezclada genial, en mi caso lo prefiero de la otra forma y ya me he acostumbrado (eso no quita que me guste comer de vez en cuando dulces con fruta o cualquier otra cosa, hablo de una rutina diaria).

Lo bueno es que podemos comer fruta y una vez digerida, cualquier otra cosa. Por lo general la mayoría de estas tardan 30 – 45 minutos en digerirse con lo cual podemos empezar el día con un vaso de agua, una pieza de fruta, vestirnos, prepararnos etc y por último tomarnos nuestro tiempo para desayunar en condiciones (tostadas, café, cereales, huevos…). Así habremos empezado el día limpiando nuestro organismo, activandolo y estaremos listos para nutrirlo y coger fuerzas para empezar el día!

¿Donde incluirlas entonces? Media mañana, nada mas levantarnos, en la merienda y si tienes ganas de picar entre horas (teniendo en cuenta esos 30-45 min de digestión).

Dentro de eso está el saber combinarlas. Existen generalmente dos tipos de frutas (dulces y ácidas).

Frutas DULCES: Plátano, uva, papaya, caqui, chirimoya, pera y manzana.

Frutas ÁCIDAS: Naranja, pomelo, limón, piña, fresa, kiwi y manzana.

Lo único que tenemos que hacer es no mezclar las dulces con las ácidas y si vamos a comerlas a media mañana asegurarnos de que sea una hora antes de comer.

Y si, la manzana puede comerse tanto con las dulces como con las ácidas.

En cuanto a la mezcla de verduras, más que entre ellas es con qué alimentos comerlas. Por ejemplo, en el caso de personas como yo que comemos también proteína animal, es mejor combinar estas con verduras sin almidón.

Verduras sin almidón: Espárragos, brócoli, col, coliflor, apio, pepino, ajo, judías verdes, verduras de hoja verde, algas y calabacín.

También podemos comer los alimentos ricos en almidón solos o con verduras.

Alimentos ricos en almidón: Arroz, alcachofa, zanahoria, nabo, remolacha, maíz, avena, guisantes, patatas, boniatos, trigo, calabaza y castañas.

Luego están los alimentos como el maíz, el arroz, las patatas y la pasta en general que pueden mezclarse con todo tipo de verduras o legumbres.

Aunque parezca mucha información, realmente esto se puede conseguir poco a poco y sin obsesionarse por que hay comidas de toda la vida que si te paras analizarlas la mezcla de alimentos lo mismo no es la adecuada y aún así tu organismo la recibe bien, así que como os he dicho antes, id probando por que lo mismo os sorprendéis para bien con algunos alimentos que creíais que no podíais tomar y lo mismo es que lo mezclabais con lo erróneo.

12247915_1174828359194019_1322320714801752354_o.jpg
Foto vía Instagram @estherbenitezp 

Ya sabéis que yo os hablo desde mi experiencia y que todo lo que os digo son cosas que he experimentado conmigo misma y esta ha sido una de las cosas que más me ha ayudado con la digestión y la sensación de pesadez.

Obviamente pensar en eso te ayuda muchísimo a evitar la acidez y el hinchazón de estómago.

Aun así os dejo también una lista de alimentos anti-inflamatorios (Alimentos ricos en omega 3, en antioxidantes, fibras y especias que contienden sustancias antinflamatorias).

  • Fruta (Bayas, cerezas, uvas….)
  • Vuerdura (Vegetales de hojas verdes, pimientos, remolacha, tomate…)
  • Pescado graso (Salmón, atún, anchoas…)
  • Cereales integrales
  • Frutos secos (Almendras, nueces…)
  • Legumbres
  • Especias (Jengibre, cúrcuma…)
  • Aceite de oliva virgen extra

Otros como: Semillas y aceite de lino, té verde, romero, orégano, clavo, nuez moscada y canela.

Hay muchos puntos más y miles que yo ni sabré pero si me pusiese a escribir e investigar no terminabamos nunca! Eso si, por ahora estos son los tips que me han ido bien y los que estoy segura que os puedo animar a que probéis!

Una vez más os recuerdo que no soy nutricionista ni nada por el estilo, sólo me gusta llevar un estilo de vida saludable, crear recetas nuevas y sanas y compartirlo con más gente a la que le interesa, como vosotros 😉

Esta tarde me pondré a experimentar nuevas recetas de desayuno y snacks y el jueves como muy tarde espero que ya podáis ver algo!

Hasta entonces espero que disfrutéis de estos días en familia, con amigos y a quienes les guste, de la semana santa!

Os mando millones de besos,

 

 

Esther.