Hábitos y alimentos nuevos que incorporar a nuestra dieta.

¿Como estáis? La verdad es que estos domingos de lluvia y manta se agradecen, de hecho no debo de ser la única a la que le encante.

Aunque me he levantado a eso de las diez para intentar aprovechar la mañana, al final se me ha pasado volando (todavía no se como) así que aún tengo pendientes poner un par de lavadoras, y dos o tres cosas más para dejar la tarde libre y dedicarla a el famoso trío peli+sofa+manta y quien sabe, lo mismo les acompañan también unas tortitas…

Ai…Qué haría yo sin el sofá.

Pero como os prometí hoy os traigo un post el cual me encanta, por que como estaréis hartos de leer/escuchar estos días lo típico de; año nuevo, vida nueva (es un clásico) ¿Por que no añadimos esta vez, alimentos nuevos?

Si de algo trata la mayoría de nosotros cuando empieza un año nuevo es de innovar, poner el contador a cero y hacer (o intentar) cosas diferentes a las del año anterior.

Llamémoslas propósitos, ideas…pero sea como sea queremos hacer que lo que ya conocemos vuelva a ser algo desconocido eso si, en una versión mejorada. Si lo pensáis no es mala idea, yo esta vez lo he trasladado a la comida, a nuestra alimentación y a como poder innovar para poco a poco conseguir cuidarnos más y mejor 😉

Lo primero que he hecho ha sido una lista con todo lo que he probado este año atrás y si os soy sincera me he sorprendido bastante…

Calabacín, pimiento, brócoli, mango, quinoa, stevia, espelta, centeno, chía, sésamo, lino, bayas de goji, leches vegetales de avena, arroz y almendras, coliflor, espinacas… Y seguro que se me olvida algo más, pero para ser una persona que no comía NADA de verduras, poca variedad y muy poco sano (hace un par de años)  me ha sorprendido la cantidad de cosas que me he dado la oportunidad de probar en tan poco tiempo y que he añadido a mi rutina diaria y a mi alimentación.

Lo curioso de todo esto es que en las dos semanas que he estado en casa no he parado de comer sano (con excepciones) pero me he traído varias cosas que tenía como propósito para este nuevo año y que ya están añadidas a mi lista del 2016.

Alimentos y hábitos que había leído en artículos pero que en su momento los veía un poco imposibles. De todos modos siempre digo que esto de ir cambiando tu alimentación es un proceso que requiere de bastante tiempo para acostumbrar a tu cuerpo y a tu mente, así que no queráis correr ni agobiaros si estáis en ello o queréis empezar a hacerlo! Todo a su tiempo 🙂

Lo primero de la lista son los canónigos y hojas verdes. Llevaba mucho tiempo queriendo variar las ensaladas y comer otro tipo de lechuga que no fuese la iceberg y por fin me he decidido. ¿Por que los canónigos? Tienen muchísimas propiedades y beneficios (entre ellos que son digestivos y depurativos, limpian la sangre, tienen mucho hierro y favorecen mucho al sistema nervioso). Una ensalada ideal sería mezclar estos con escarola rizada, radicchio, manzana, miel y nueces.

hu.png

Esta fue la que hicimos en casa la semana pasada y de verdad que me encantó la idea de añadir frutas y frutos secos a la ensalada y darle un toque dulce de vez en cuando.

Si es verdad que podéis encontrarlas de mil maneras distintas pero para personas como yo que son delicadas, empezar por estas os va a ayudar bastante!

Otra cosa de la que oí hablar hace bastante tiempo y ahora se ha convertido en una de mis favoritas es la leche de coco. El año pasado probé a cocinar con el aceite de coco y me gustó bastante (aunque he de confesaros que no lo utilizo para todo) pero nunca me dio por probar el agua ni la leche y he de decir que después de la de avena, es la única que puedo tomar sola, sin azúcar, ni café, ni nada, directamente del cartón.     Así que, gracias mamá (fue ella quien la compró).

Además también la había visto en muchísimos vídeos de Youtubers Americanas, Blogs, y en varios artículos de Vogue también la han mencionado como la bebida por excelencia de celebrities y personas que se dedican a cuidarse.

Los beneficios son bastante importantes por que a parte de fortalecer el sistema inmunológico (que en estas fechas nos viene de perlas), nos aporta muchísimo hierro, es rica en magnesio con lo cual ayuda mucho a aliviar los dolores musculares y los calambres, fortalece los huesos, ayuda al cuidado de la piel y al tener un alto contenido en fibra es beneficiosa para el control del peso. Como veis hay muchísimas razones para empezar a tomarla y podéis encontrar más si buscáis por Internet, yo he escogido las que a mi me han parecido las principales.

hy.png

Yo la suelo tomar en las meriendas o a media mañana si me entra algo de hambre y estoy en casa.

Y por último y creo que es lo que más va a llevarme tiempo es reducir el consumo de sal y sustituirla por especias.

Aunque a muchos nos encante (me incluyo directamente en el pack) el sabor salado intenso en las comidas, tengo que deciros que no es nada favorable para la salud ni para nuestro cuerpo abusar mucho de ella.

A parte de poder causar problemas en el corazón, la sal retiene un porcentaje bastante alto de líquidos. Cosa que perjudica aún más a cualquier tipo de deportistas y personas que tengan un gran desgaste físico.

Con lo cual es muy conveniente sustituir una parte de la dosis con la que sazonamos nuestras comidas por especias que les den sabor y además sean favorables para nosotros como la cúrcuma, el jengibre, el curry…Hay miles de ellas para gustos, platos y sabores así que ya sabéis, la próxima vez que vayáis al supermercado empezad a pensar a que queréis que sepan vuestras comidas 😉 !!

(Y recordad que no tenéis por que quitarla de vuestra dieta saludable, si no reducir su consumo).

Dicho todo esto, (y espero que no se me olvide nada) espero que os permitáis probar cosas nuevas, que tengáis una feliz tarde de domingo, desearos suerte a los que estéis de exámenes y también que mañana tengáis un buen comienzo de semana!

Muchísimos besos,

 

 

Esther.

Anuncios