Barritas Proteicas Naturales (Chocolate y cacahuete)|Cambios.

Cambios. Esa ha sido la primera palabra que me ha venido a la cabeza esta mañana después de intentar apagar una de mis tres alarmas que seguía sonando cada vez más alto.

Muchas personas temen los cambios, yo me incluyo la primera en esa lista. No los culpo, cada vez que tu vida cambia algo se desmorona aunque sea para bien, como alguien bastante cercano diría; Lo que no vale, al final termina por caerse para que lo que si pueda crecer sin obstáculosEs una frase que tengo bastante en mente cada vez que veo que algo empieza a rotar, a ser diferente, a desaparecer, a cambiar. Y si lo junto con un par de respiraciones profundas y varias dosis de chocolate, me serena bastante…jajaja

Si es verdad que el día me ha ido mejor de lo que esperaba, y puede que haya sido por que últimamente voy sin expectativas. Soy una persona que piensa demasiado, todo, todo el tiempo. Para mi ir a algún sitio con la mente en blanco es casi imposible, siempre estoy dándole vueltas a mil cosas que lo mismo, no sucederán hasta pasar un largo periodo de tiempo o quizás nunca, también tiendo a soñar muchísimo despierta y cuando digo muchísimo es así, sin exageraciones.

Por eso, decidí probar a no pensar en nada más que en lo que el momento requiriese e ir a los sitios sin expectativas, pero con una actitud positiva. No se muy bien si es eso lo que hace que esté más tranquila o el hecho de que termino casi por los suelos cuando salgo de clase y no tengo fuerzas para nada más hasta después de mi mini-siesta casi diaria. Pero quien sabe, a veces hasta la palabra más insignificante puede valer a alguien de mucho, por eso pensé en compartir esto con vosotros.

¿En cuanto a la receta de este post?

Al principio de esta semana (si nos ponemos así os hablo de ayer, para los que vivan en Madrid) no tenía pensado publicar más, pero tenía unas ganas increíbles de escribiros otra vez y más aún teniendo una razón de peso, que era, es y son las barritas de proteínas que hice el lunes. Hablar de amor es quedarse corto.

Fueron un experimento total y resulta que salieron más que genial!!

Todo esto empezó (os resumo muy brevemente, no temáis) por que estuve probando las barritas que me mandó mi padre con el lote de Cerezo Sport a finales del mes pasado, las QuestBar (si pincháis en el nombre os lleva directo a la web) y he de decir que son las mejores con diferencia que he probado en cuanto a barritas proteicas, aunque ya lo comenté en el vídeo que hice de favoritos para el canal, me repito. ¿La parte un poco negativa? Que si las compro tienen que ser mínimo cinco a la semana y sinceramente, si sumo ese gasto me arruino teniendo en cuenta que soy estudiante y tengo un presupuesto al que ajustarme (como muchos supongo, me entenderéis) igualmente os digo que no son carísimas 2,40€ (pvp medio) por barrita. Pero tampoco están tiradas así que aunque me podría enganchar a ellas perfectamente, decidí buscarles sustitutas y a ser posible, igual o más saludables.

Resultado, aquí tenéis la receta de unas barritas proteicas con ingredientes totalmente naturales y puedo decirlo, por que es así.

Realmente son dos en una porque la receta lleva mantequilla de cacahuete, y como sabemos todos los amantes de esta, envasada tienen no se cuantas cosas de más. Si es verdad que no he comprado nunca ecológicas o naturales pero esta vez he preferido hacerla yo misma.

He de decir que esta receta la he visto de mil maneras en mil sitios pero al final me he quedado con un mix de todas ellas. Si podéis mirar en pinterest, por que os sorprenderéis de la de variedades que hay.

Así que vamos allá.

BARRITAS PROTÉICAS (Mantequilla de cacahuete y chocolate).

8 barritas.

  • 16 Dátiles
  • 100 gr de harina de avena ó 70 gr de copos de avena
  • 50 gr de mantequilla de cacahuete natural
  • 1-2 cucharadas de agua
  • 80 gr de chocolate negro ( no más bajo de 75% y sin azúcares)

Para la mantequilla de cacahuete:

  • Cacahuetes con cáscara tostados (si, tienes que pelarlos tu si quieres que sea lo más natural posible) 😀
  • Tu picadora, batidora de mano (en mi caso), thermomix o cualquier cosa que no queme el motor después de terminar de hacer la crema.

Sólo tenéis que pelar los cacahuetes, la cantidad que queráis hacer e introducirlos es en vaso de vuestra batidora/picadora.

IMG_6448

IMG_6449

Cuando veáis que son suficientes, picadlos hasta que os guste la textura de la crema. Depende de si os gusta que tenga trocitos o no. Otra opción es batir muy bien y después introducir más cacahuetes en trocitos para que así sea un poco más versión crunchy.

IMG_6450

Una vez lista solo tenéis que guardarla en un recipiente tipo hermético o tupper y ya esta! No se cuanto puede durar pero he leído que hasta un mes aguanta fuera y dentro de la nevera, yo no hice la prueba por que la utilicé al instante, pero podéis buscar y encontraréis el tiempo mas o menos.

Para las barritas el primer paso es (si los tienen) quitarles el hueso a los dátiles, triturarlos y apartarlos en un bol grande.

Dátiles con hueso nau
Dátiles con hueso naturales. Carrefour

En ese mismo, echamos la harina de avena y mezclamos con las manos. Si veis que se queda muy seco, id echando agua hasta que se forme una masa consistente, moldeable y a ser posible homogénea.

En el caso de que utilicéis como yo, copos en vez de harina, eso será un poco imposible así que nos os preocupéis. 🙂

Ya solo tenemos que montarla.

Forramos un molde, tupper o cualquier otro recipiente rectangular/cuadrado de papel fil y extendemos nuestra masa hasta cubrirlo entero, asegurándonos de mantener el nivel. Yo todo lo que tenga que ver con masas siempre lo hago con las manos, pero podéis utilizar una espátula si os parece más sencillo.

IMG_6456

IMG_6462

Después echamos nuestra capa de mantequilla de cacahuete y el chocolate (que hemos derretido previamente al baño maría).

IMG_6464

IMG_6465

Esperamos unos 15 minutos a que se enfríe y lo metemos en la nevera.

Cuando haya pasado una hora podemos sacarlas, cortarlas en porciones y guardar de nuevo en la nevera para cuando se nos antoje una de ellas 🙂

Después de 1h en la nevera.
Después de 1 hora en la nevera.

Lo que os decía es que hice la prueba ayer, me las llevé a clase y me fueron genial. Sacian bastante, se comen en un momento y son muy sanas.

IMG_6472 IMG_6474

Así que para los que teníais el mismo o similar problema que yo, esta solucionado 😀

Antes de despedirme os aconsejo que probéis en estas tardes de otoño en las que sólo te apetezca dulce un snack que a mi me encanta y además es muy ligero. Lo prometido por Instagram, es deuda.

IMG_6489

Pera con miel y canela. Ahí lo dejo y con la foto, hablo en serio cuando os digo que os va a encantar.

Además es fruta con lo cual, es un plus 😉

Dicho esto espero que tengáis una buena semana, por lo menos los días que quedan que ya son poquitos y que si hacéis la receta la compartáis conmigo que me hace muchísima ilusión que me enviéis fotos o me digáis!!

Mil gracias y millones de besos,

 

Esther.

 

Anuncios