¿Y si comemos fuera? | Visitas express y dulces.

¿A quien no ha venido a visitarle su familia por lo menos una vez al año? Hablo de esas visitas primerizas donde los llevas a sitios claves y típicos de la ciudad. Creo que a la mayoría que nos hemos ido a vivir fuera de casa…

Me encanta que vengan, verlos y llenarme de ellos un poquito…bueno, bastante. Pero he de reconocer y tenemos que asumir que desde la primera hasta la última comida será fuera de casa y que tu cocina, rutina y tú no os veréis hasta el fin de la estancia (Lo se, para algunos esto es una alegría y doble!) Y para mi sorpresa, todo hay que decirlo, este ha sido también mi caso 😀

Han venido a verme mi madre y mi hermana para dos días justos, de hecho hoy se han ido para Algeciras, a las pobres aún les quedarán dos horitas de tren. Contando que son más de diez horas de viaje en menos de tres días, deben estar deseando llegar a casa.

La pregunta es, ¿Se puede comer bien fuera de casa? ¿Conviene seguir tu rutina de alimentación? O simplemente ¿Tiras la casa por la ventana?

Partiendo de la base de que obviamente no cocinas tu, soy de las que piensa que depende de cuantas veces salgas fuera a comer al mes, ya sea por compromisos, visitas etc. Me pasa bastante, y este tema tenía muchas ganas de compartirlo, que muchas veces me pienso el ir a tomar algo o quedar con alguien si ya tengo varios eventos esa semana, quedo con más personas o tengo visitas.

Puede que no todo el mundo comparta mi forma de ver las cosas en estas situaciones pero, soy bastante consciente a la hora de mi rutina y mis propósitos, con lo cual ando muy pendiente de lo que hago y a la vez, como toda persona, me divierto, salgo y tengo vida social. Pero a mi manera.

Me explico, todas las semanas tengo un día (suele ser siempre el sábado) en el que como lo que me apetece, salgo, quedo con amigos, o hago cualquier cosa que me haga sentir bien conmigo misma, conectar con la felicidad y olvidar un poco ese estrés que inevitablemente se nos acumula a lo largo de la semana.

No podría ser de otra forma, así que el sábado me lo monto genial con las comidas (siempre intentando no pasarme tres pueblos y medio).

Cuando he estado toda la semana sin alterar mis horarios normales y demás, no me preocupo para nada en lo que comer ese día especialEl inconveniente llega cuando esa semana he quedado para merendar con amigos, he tenido eventos en los que si o si, sabes que vas a terminar comiendo fuera y cosas varias.

Cuando se que eso va a pasar me lo planteo de esta manera;

⊗ ¿Desayunamos fuera? Opto por un desayuno/brunch sano, con productos naturales o ecológicos y completo. Puedes hacer que sea así en bastantes sitios y más si vives en una ciudad grande, como es Madrid. Pero una opción segura es ir a Le Pain Quotidien, tienen muchísima variedad en su carta y a parte de estar todo buenísimo, es muy sano y son desayunos que como digo yo, te empujan a empezar fuerte el día. Sales con una sonrisa inmensa, asegurado! Esta claro que así evitas pecar con el típico pack café y donuts que personalmente, también adoro.

⊗ ¿Almuerzos, picoteos y comidas? Es cierto que esto es lo peor que llevo a la hora de elegir una opción sana, por que mis ojos se van a por los montaditos, tapas cervezas y ya que estamos, ¿donde había croquetas? jajaja.

Aún así intento que sea donde sea que vayamos, elegir platos tipo todo a la plancha (verduras, carnes, pescado..) y que más bien sean platos básicos. ¿Ejemplo? Combinar un montadito de jamón serrano con una ensalada completa, si son platos principales, pedir siempre pescado con guarnición de verduras y si son tapas, optar por las que no tengan muchos aceites y pan.

En cuanto a la bebida si no bebo agua, que es casi siempre, recurro mucho al Nestea (aunque soy consciente del nivel de azúcares) pero lo hago por no beber gas. Y depende del día, algún tinto o cerveza.

En cuanto al postre, soy más de elegir café si sé que voy a estar toda la tarde por ahí y no voy a parar. El azúcar te da muchísimo sueño y eso no ayuda!

También podéis optar por los famosos Yogures naturales con toppings. Puedes elegir los que quieras y hay opciones bastante sanas!

Yogur Natural con galleta caramelizada · Llaollao.
Yogur Natural con galleta caramelizada · Llaollao.

⊗ ¿Te hace un café? Si señor, esa es la muy típica propuesta de merienda camuflada por la famosa frase; tomamos un café y hablamos, que acaba en un café y lo que caiga, todos lo sabemos jajaja. Primero por que suele ser a partir de las cinco de la tarde cuando el hambre está ahí si has comido pronto y si no tranquilos, que también aparece, cuando se trata de entrar a una cafetería, no se lo pierde.

De todos los casos, en este es en el que prefiero pecar y acompañar el café con algún dulce, o como muchas veces he echo si he comido mucho antes, sustituir ese café por un batido o smoothie de frutas y verduras naturales. Te llenan, son una opción bastante sana y para cuando te vuelva a entrar hambre, podrás recurrir a la bolsita de nueces que siempre guardas en el bolso “por si acaso” todos deberíamos de llevar una de esas, son bastante útiles para los antojos y comer entre horas. Doy fé.

Para esas veces, si que tengo dos sitios que recomendaros, donde hay tanto una opción como la otra. Uno es Faborit , que como el anterior todo lo que tiene son productos naturales y además hacen unos cafés con dibujos muy guays! Los zumos y batidos están exquisitos por supuesto, y no es nada caro.

Y el otro es Sweet&Coffee , lo que es seguro 100% natural son los zumos y batidos, los hacen delante tuya y además también están buenísimos, por no decir que la estética y decoración del local es una pasada. Los dulces también los he probado y son igualmente increíbles, además de que tienen muchísima variedad.

⊗ ¿Y si cenamos por ahí? Esta última parte es de las que menos tengo que pensar, por que siempre intento cenar en casa, con lo cual si salgo, no me importa pasarme, o cenar fuera de lo común. Pero si tuviese que elegir menú para una cena sana y fura de casa, optaría por pescado a la plancha, verduras y ensaladas.

Algo ligero, pero que a la vez complete tu día y no te quedes con hambre.

Todo depende de si vas a comer todo el día fuera de casa o si sólo son algunas comidas. Y de como he dicho al principio, cuantas veces a la semana vas a hacerlo.

En mi caso, he de decir que no pensé mucho en comer extra bien ni ayer ni hoy.

Aunque al final nunca me paso, la cena de ayer fue INCREÍBLE. No tengo nada más que decir. El restaurante es de lo mejor que he probado en Americanos, la comida era una pasada, el ambiente inmejorable y obviamente, tuve que aprovechar todo eso.

Contando con que la compañía también fue de lo mejor, ayer fue un día bastante agradable.

IMG_6402
Nachos Tijuana · RIBS.
IMG_6403
Crispy Chicken Burguer · RIBS.

Y como no podía ser menos, esta mañana he llevado a mi madre y mi hermana a desayunar a Starbucks, donde también han caído mi adictivo Mocca blanco y la nueva Cookie Cranberry (que recomiendo probéis si os gustan los contrastes de sabores). Con esto he completado mi día especial y a lo grande.

IMG_6404
Starbucks.

Ahora me toca cenar ligerito y descansar, ya estamos a un mes y medio casi de los exámenes y hay que seguir manteniendo la forma! 

Aprovecho para dejaros el vídeo que subí hace dos días al canal con “Lo que como en el día” del domingo pasado! Espero que os guste mucho 🙂 ⇓

https://www.youtube.com/watch?v=mxFygqQ5FSU

Y recordad, de vez en cuando esta genial darse un capricho, o mejor dicho…un DÍA de caprichos.

Feliz fin de semana.

Muchísimos besos,

Esther.

Anuncios