Auto-exigencia | Recetas con sentido y sin nombre.

Hoy es un día de esos en los que el tiempo te tiene despistada. Quieres hacer muchas cosas, y al final no sabes bien si tus planes van a cambiar a medida que pase el día.

Esta mañana me he levantado sobre las diez y media (como cada Domingo) para intentar aprovechar la mañana al máximo, poder descansar y planear la tarde. Es muy típico verme con el café, mis tostadas (con crema de avellanas y chocolate ecológica, por supuesto), mi agenda y la libreta (por si alguna idea fugaz brota gracias a la dosis de café matutino) cuadrando horarios para la próxima semana, organizando posts, videos y para variar, haciendo la lista de la compra.

Mentiría si no dijese que es el momento que más me gusta de todo el día, por más que me relaje ir a comprar, que también. Pero los domingos siempre intento dedicarlos a reencontrarme conmigo misma después de toda una semana, intensa o no, me gusta tener tiempo a solas conmigo, para disfrutar de una comida, crear cosas nuevas o como he dicho antes, ir a hacer la compra semanal.

IMG_6095

En días como estos casi nunca hay nadie en los supermercados, punto para Esther.

El caso es que ya son las dos de la tarde y obviamente no he echo todo lo que quería antes de comer. Pero de eso quería hablaros, de lo importante que es no auto-exigirse en días como estos, cuando ni el tiempo sabe lo que quiere.

Escucharse a uno mismo y disfrutar de los olores del día, de las sensaciones y de las cosas positivas y negativas. Estas últimas siempre nos hacen reflexionar y aprender.

FullSizeRender (2)

Soy de las que piensan que todo en la vida ocurre a partir de un pensamiento, una idea. Algo que nos preocupa acaba haciéndose más grande si le hacemos caso, si nos preocuparnos el doble de lo que nuestro subconsciente ya lo hace. Al igual pasa con las cosas positivas, se vuelven más intensas.

Con esto quiero deciros que me considero una persona bastante auto-exigente, ya en su tiempo eso me dio bastantes “lecciones de vida”, por llamarlas de alguna forma y todavía en muchas ocasiones se me va de las manos. Esta claro que, como bailarina, mi carrera es muy compleja y a veces creemos que exigiéndonos, todo saldrá mas rápido, mejor y más fácil. Muchas veces pasa lo contrario.

Los bailarines somos personas muy conscientes (La mayoría de nosotros), sabemos lo que queremos, lo que conlleva nuestra profesión, y por donde tenemos que pasar. Pero también caemos en el error de auto-exigirnos más de lo que debemos y eso a veces no es nada positivo para nuestra mente.

Mucho menos para nuestro cuerpo, que se estresa aún más y se bloquea.

E aquí un ejemplo claro, algún día dejaré de temer por mi vida cada vez que me suba a una de ellas...espero.
E aquí un ejemplo claro, algún día dejaré de temer por mi vida cada vez que me suba a una de ellas…espero y confío en eso. Me ha quedado genial.

Os pongo como ejemplo a los bailarines por que es mi caso, pero a cualquier persona le pasa de manera similar.

¿Por qué os hablo de todo esto un domingo cualquiera? Pues bien. Simplemente quería compartir con vosotros una de las cosas que más intento alejar de mi, compartir la idea de que disfrutar y vivir la vida siendo consciente de que tu presente y tus responsabilidades están ahí, es una de las mejores opciones que puedes elegir.

Y que el miedo, la frustración, el “no” continuo y la auto-exigencia ilimitada, no son buenos compañeros de viaje.

Con lo cual os animo a que disfrutéis del domingo, a que os dejéis llevar y por qué no, a que seáis felices 😉

Y bueno, después de mi momento reflexivo del día (Últimamente estoy teniendo demasiados). Os voy a dejar una receta de la cual me enamoré al segundo de haberla probado.

Si os digo la verdad, fue un intento de copiar unos calabacines/pizza que vi en Pinterest y que se terminaron convirtiendo en una especie de lasaña bastante light.

No voy a decir que esta receta sea SUPER sana, por que incluye cosas como el queso o el tomate frito, pero si que para un capricho que no se pase mucho, es más que ideal. Fue mi comida del viernes y después de cuatro horas y media de clases (las cuales no fueron nada tranquilitas), quede bastante satisfecha y muy contenta.

A todo esto, me acabo de dar cuenta de que esta receta no tiene nombre, puesto que no son las mini pizzas de calabacín que vi ni una lasaña, así que, improvisando un poco creo que voy a llamarla, Calpizzaña o mejor… Pastel de Calabacín.

Mmm, si, suena mejor…

PASTEL DE CALABACÍN (1 Ración)

  • Medio Calabacín en rodajas finas.
  • Un brik de tomate frito (vale de los pequeños de 50 g)
  • Cuatro lonchas de pavo.
  • Queso rallado al gusto.

Posiblemente tengáis la mayoría de ingredientes en casa, si no, es una receta bastante económica y rápida.

Lo primero que tenemos que hacer es cocinar a la plancha las rodajas de calabacín con un poco de sal y aceite hasta que estén bien echos.

IMG_6074                            IMG_6076

Una vez listas, solo tenemos que montar nuestro pastel en una fuente cuadrada y pequeña que se pueda meter en el horno. Cualquiera que tengáis por ahí.

El orden que seguí fue muy sencillo; una capa de calabacín, tomate, pavo y repetí dos veces. Por último esparcí el queso por encima (la cantidad depende de cuanto os guste, yo le puse bastante) y lo metí a gratinar en el horno 10 minutos a unos 200-210º.

Pastel montado y listo para meter al horno.
Pastel montado y listo para meter al horno.

Una vez que veáis que el queso esta tostadito, ya podéis sacarlo y comer 🙂

Sólo tarde 20 minutos en cocinarlo y lo mejor es que sienta de maravilla, mucho menos pesado que una lasaña en condiciones o alguna que otra pizza en versión sana…

IMG_6079

No se si se ha notado o si os habéis dado cuenta pero…Soy demasiado fanática de las pizzas. Adicciones, pero ese es otro tema.

Con esto me despido por hoy. Deciros que muy pronto veréis en el canal más vídeos en relación con la comida y el hecho de llevar una vida sana. Y que tengo muchas ganas de que veáis todo lo que estoy preparando tanto para el Blog como para Youtube. 

Por lo pronto os dejo el Weekly que subí el Viernes, por si no lo habéis visto aún, y os mando todo mi animo para esta semana y mi apoyo en todo lo que hagáis y se os ocurra (positivamente hablando, que os conozco).

-> https://www.youtube.com/watch?v=Ra_RWrViFp0

Muchísimo besos y feliz Domingo,

Esther.

Pd: Ahora si que si, me voy a hacer la compra, que a ver que ceno si no esta noche!

Anuncios